Wirycrab Blog

En el pasado, obtener un título universitario significaba asistir físicamente a clases presenciales, lo que a menudo suponía un reto para los profesionales que trabajan o los que tienen horarios complicados.

Los cursos en línea tienen muchas ventajas: te permiten aprender cuando, donde y como mejor te convenga, lo que facilita la obtención de un título mientras cumples con compromisos laborales y familiares.

Sin embargo, las clases en línea pueden presentar desafíos únicos si no estás preparado. Pero si desarrollas las habilidades para un aprendizaje en línea eficaz, descubrirás que los cursos pueden ser una excelente alternativa.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para el éxito del aprendizaje en línea, con el fin de garantizar que se obtenga el máximo valor de la próxima clase de inglés.

Trata un curso en línea como un curso «real»

 

Cuando se trata de clases en línea, es necesario tener la disciplina para sentarse y decir: «Voy a trabajar en esto«, así como la dedicación para seguir realmente. Aunque puedes ser flexible en cuanto a cuándo eliges completar tu trabajo durante la semana, no puedes posponerlo indefinidamente.

Una de las maneras más fáciles de asegurar el seguimiento es recordar que estás pagando por tomar este curso en línea, al igual que lo harías por una clase tradicional.

Establezca objetivos diarios de estudio

Pregúntate qué esperas conseguir en su curso cada día. Establecer un objetivo claro puede ayudarte a mantener la motivación y a vencer la indecisión. El objetivo debe ser específico y fácil de medir, como por ejemplo: «Veré todos los vídeos del Módulo 2 y completaré la primera tarea«. ¡Y no te olvides de recompensarte cuando alcances tu objetivo!

Crea un programa semanal. Comprométete a hacer que tu trabajo en el curso online sea parte de tu rutina semanal, y establece recordatorios para ti mismo para completar estas tareas.

Crea un espacio de estudio regular y mantente organizado.

 

Establece un entorno de aprendizaje dedicado al estudio. Al completar tu trabajo allí repetidamente, empezarás a establecer una rutina. Tanto si tu espacio de trabajo es la mesa de tu cocina o el patio de tu casa, es importante determinar qué tipo de entorno te conviene más.

Sea cual sea el lugar que elijas, asegúrate de que hay acceso a Internet de alta velocidad para que no intentes hacer un curso online con una conexión lenta.

Haz pausas

Descansar el cerebro después de aprender es fundamental para obtener un alto rendimiento. Si te encuentras trabajando en un problema desafiante sin mucho progreso durante una hora, tómate un descanso. Caminar al aire libre, tomar una ducha o hablar con un amigo puede reanimarte e incluso darte nuevas ideas sobre cómo abordar ese proyecto.

 

 

Entradas relacionadas